¿Qué hacer en Barcelona para relajarse?

 

Barcelona es una ciudad reconocida internacionalmente, con historia, mar y un sinfín de actividades culturales y recreativas para todos los gustos. Pero vivir en una gran ciudad significa convivir con el ruido, con el tráfico, con la contaminación, con la gente corriendo para arriba y para abajo, con los turistas… No os equivoqueis, amamos a Barcelona pero a veces puede llegar a ser muy caótica. Precisamente por eso, en este artículo te vamos a desvelar cuáles son las mejores actividades para relajarse que ofrece la ciudad y dónde se esconden los mejores rincones y oasis en la capital catalana.

Disfruta de un masaje relajante

Barcelona ofrece muchos establecimientos dedicados al milenario arte del masaje. No es ningún secreto que el masaje es la mejor herramienta para aliviar tensiones musculares mediante presiones y deslizamientos con las manos y antebrazos, así como lograr un profunde efecto relajante sobre el cuerpo gracias a su efecto sedante. Y precisamente por este motivo hemos situado el masaje en la primera posición de la lista.

Pero, ¿Cómo puedo asegurarme de recibir un buen masaje profesional? Los que amamos los masajes, en al menos una ocasión habremos recibido algún “mal” masaje o un centro de dudosa higiene. Por esto nuestra recomendación es que te asegures de acudir a un buen centro… Y nuestro favorito es santaimasajes. Las masajistas de Santai son profesionales especializadas en llevarte a un estado de máximo placer y relajación. Con una amplia carta de masajes, que incluye masaje tantrico, a cuatro manos o nurú, experimentaras nuevas y placenteras sensaciones. No dejes pasar esta oportunidad, te llevarás una grata sorpresa.

Practica Yoga

En el último lustro, la popularidad del yoga está creciendo a un ritmo vertiginoso por todos los barrios de Barcelona. Y la proliferación de centros de yoga y de quedadas en parques o playas es más evidente en barrios como Gràcia o el Born, de estilo alternativo-vegetariano/vegano-naturista.

El yoga es una disciplina milenaria, una excelente práctica para reducir el estrés, conocer tu cuerpo y ponerte en forma al mismo tiempo, independientemente de tu sexo, edad, condición física físico y elasticidad. Existen multitud de tipos de yoga y en Barcelona podrás encontrar todos ellos para escoger el que más se adapte a ti, desde las variantes más puristas como Hatha, Anusara o Kundalini hasta las prácticas más novedosas como el acro-yoga, el energy-yoga o yoga encima tablas de paddle surf. ¡Incluso puedes participar en un encuentro de yogis nudistas! Procura guardar unos minutos al día para practicar y verás cómo de bien le sienta a tu cuerpo y tu mente.

Medita

La meditación es una técnica oriental idónea para relajarse, entrenar la mente y ser más consciente de todo lo que nos rodea. De la misma forma que el yoga, el número de practicantes se ha disparado en los últimos años. Si no lo has probado aún, te animamos a que lo hagas. Cambiará tu vida.

Escápate a los parques de la ciudad

Por suerte para los barceloneses, la ciudad cuenta con varios parques, y dos grandes espacios verdes ideales para escaparse del ajetreo de la ciudad: la montaña de Montjuïc junto al puerto, y la Sierra de Collserola en el interior.

Collserola

Collserola es el pulmón de Barcelona, la escapada por perfect para los habitantes de Barcelona, que incluso pueden llegar en tren y ahorrarse, de paso, los nervios y los enfados que conllevan conducir por una gran ciudad. Andar por los alrededores de Vil.la Joana, dónde vivió el gran poeta catalán Jacint Verdeguer te relajará, te ilustrará y te convertirá en Poeta.

Montjuïc

Del mismo modo Montjuïc, significativamente más pequeño que Collserola pero mucho más emblemático para los barceloneses, merece ser mencionado en esta lista. En la montaña hay numerosos espacios y rincones para conseguir un poco de calma, aire fresco y escapar de los turistas. Siéntate a mirar a grupitos de personas haciendo taichí o corredores. Gracias a los Juegos Olímpicos Montjuïc es el epicentro deportivo de la ciudad, albergue de preciosos jardines (como el botánico o los de Joan Brossa) y de elementos icónicos de la ciudad como el Castillo, la torre de telecomunicaciones, el cementerio judío o el espectacular palacio que hoy día funciona como Museo Nacional de Arte de Catalunya (MNAC).

La Ciutadella

La Ciutadella es para Barcelona lo que el Retiro para Madrid o Central Park para Nueva York, aunque significativamente más pequeño. Un parque en medio de la ciudad dónde poder estirarse en el césped y leer un buen libro, correr, o simplemente andar para despejar la mente. Aunque precisamente por ser famoso (y no tan grande) puede que haya demasiada gente, y los grupos de percusión que ensayan allí de vez en cuando puede ser un poco molesto si lo que buscas es relajarte. Por suerte, medio escondido en un lado del mismo parque de la Ciutadella se encuentra l’Umbracle, un sitio poco concurrido y de paz asegurada. Con plantas originarias de 20 países y el techo con listones de madera que deja entrar parcialmente la luz para recrear la iluminación de la selva tropical, el Umbracle te enamorará.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: