Meditación y yoga: preguntas básicas para empezar a relajarnos

2

Un tipo de yoga para cada persona

¿Cuántos tipos de yoga hay?
Hay muchas formas de practicar el sendero del yoga y dentro de cada una hay más y más variantes, las ramificaciones se hacen ya casi inacabables.

¿Qué los diferencia?
Principalmente se diferencian por su dinamismo: hay estilos que son más dinámicos y otros que son más estáticos. Hay yogas específicos como el de embarazadas o el yoga terapéutico, y yogas de carácter basic. No significa que sean disciplinas diferentes sino que se usan elementos específicos.

¿Qué estilos podemos distinguir?
A grandes rasgos, vas a encontrar los yogas dinámicos, como vinyasa yoga, ashtanga yoga, rocket yoga o bikram yoga y los yogas más estáticos como hatha yoga, yin yoga, kundalini yoga, iyengar yoga, retaurativo o terapéutico. Pero todas las opciones son bienvenidas, siempre y cuando logremos aquietar nuestra mente.

Además de aquietar la mente, ¿qué logramos con el yoga?
La práctica disciplinada y desapegada del resultado garantiza flexiblilidad, firmeza y estabilidad. La mente se hace más clara, segura y serena, la fuerza interior renace, se mejoran los reflejos y los movimientos se hacen más precisos. La mente puede ir en muchas direcciones en un instante, pero el manage de la respiración y la observación de su ritmo llevan la consciencia a la quietud.

“Respirar aquieta, aclara y la calma a mente”, repasa Milena Rabbat de Estación Claridad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: