Los Guerreros espirituales del yoga

 

Las posturas del Guerrero y, especialmente, la del Guerrero I son de las más conocidas en yoga, y aunque sus beneficios físicos son numerosos, lo mejor es la conciencia detrás de este trío de asanas.

La pose dedicada a Virabhadra tiene sus raíces sánscritas en dos palabras, Vira, que significa héroe, y Bhadra, que significa amigo. El nombre del poderoso guerrero surgido del dios Shiva y enviado a matar al Rey Daksha para vengarse de la muerte de su amada, según la mitología hindú, aparece en el poema escrito por Kalidasa, uno de los autores más conocidos de la literatura clásica de la India, de alrededor del año 400.

“Virabhadra representa la fuerza del amor de Shiva, y Shiva es la Conciencia inseparable de su esposa Sati, que es la energía creadora que da a luz a la naturaleza. Virabhadra es el arquetipo del guerrero, el guerrero espiritual que debe enfrentarse la ignorancia del Moi que impide la conexión con el verdadero ser”.

Las tres variantes de la postura del Guerrero

De hecho, las tres variantes de la postura del Guerrero representan los tres movimientos de ataque de Virabhadra.

Postura del Guerrero I

El primero fue el de levantar sus espadas al cielo en un acto de conexión con la conciencia suprema (Virabhadrasana I).

Postura del Guerrero II

Luego apuntó a sus víctimas enfocando y concentrando la mente (Virabhadrasana II).

Postura del Guerrero III

Finalmente arremetió con sus espadas para matar y cortar las cabezas de todos los asistentes en un acto de voluntad, intento y determinación (Virabhadrasana III).

Siendo una asana de tierra, con la base bien enraizada en el suelo, es también una postura de apertura que nos ayuda elevar la energía y desbloquear su circulación por todo el cuerpo.

Recomendaciones para realizar la postura del Guerrero

Para realizar la postura se recomienda “arraigar” el pie de apoyo, visualizando el cuerpo en perfecta alineación, para que empuñando con las manos esas dos imaginarias espadas, “de un tajo cortés el gran Ego existente en tu vida que crea obstáculos y que es causa de muchos sufrimientos”.

Entre los beneficios de esta poderosa posición, encontramos que fortalece los músculos de espalda y piernas, estira los hombros, el cuello, el abdomen y las ingles, abre el pecho y los pulmones, alivia la acidez de estómago y mejora la digestión, fortalece la vejiga y corrige el desplazamiento del útero, aumenta la fortaleza, el vigor del cuerpo y la concentración mental.

 

(yogartcaceres.wordpress.com,vitonica.com y yugadharma.com.mx)

marien@caminoamarillo.web

@marien_camino7

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: